jueves, 12 de agosto de 2010

Nadie te puede poner limites, solo tu mismo.

Hoy, he decidido dar un saltito en la tarea de información y difusión marxista-leninista, para escribir un poco sobre la propia vida y la superación personal.

El cortometraje que aparece en la parte superior de la entrada, titulado "The Butterfly Circus" y dirigido por Joshua Weigel, no tiene absolutamente nada que ver con ninguna tesis marxista, ni es un vídeo denuncia contra el criminal capital ni tiene absolutamente nada que ver con el comunismo ni nada por el estilo.

Simplemente es un maravilloso cortometraje donde se intenta exponer, que no hay mas imposibles que aquellos que tu te pongas; un vídeo para reflexionar sobre la propia vida y como aprovecharla.

Actualmente, en el mundo que vivimos, el sistema capitalista trata de imponernos y sobre todo a los jóvenes, multitud de complejos y barreras imposibles, con el único fin de despojarnos de nuestra verdadera personalidad, de tratar que no podamos vivir la vida en armonía y sociedad.

Esto se basa principalmente, a que el propio sistema capitalista, basa su razón de ser en la explotación del hombre por el hombre, buscando el beneficio máximo como causa ultima por encima de todo, haciéndonos creer en ese falso sueño que nos imponen; que todo vale con tal de llegar a lo mas alto de nuestra escala social.

Así pues, el capitalismo inculca en las personas complejos y obsesiones totalmente superficiales, como pueden ser las "modas juveniles", cambiantes cada cierto tiempo (cada vez menos duradero) que solo sirven para engordar la industria que beneficia al capitalismo, para alinearnos y despojarnos de nuestra verdadera conciencia.

Y al final de todo esto, tenemos sociedades temerosas de no salir a la calle totalmente arregladas y maquilladas, hombres que no son nadie sin su todo terreno, jóvenes que necesitan comprar y comprar mas y mas ropa cada vez para sentirse aceptados socialmente, mujeres y hombres que por no tener una nariz, una boca o unos pechos perfectos pierden toda su autoestima y se refugian en los codiciosos brazos de aquellos que consiguen trasformar su rostro, en un rostro "bonito"... etc etc

¿Y con todo esto que quiero decir?

Pues que como bien se muestra en el cortometraje, no hay mas imposibles que los que uno mismo se crea.
Que nadie puede ponerte barreras que no puedas saltar y romper, que los complejos creados en torno a la estética y la apariencia de cada uno, son solo eso, simples capas de superficialidad que esconden al verdadero "yo" que todos llevamos dentro.

No hay error mas grande, que tomar el camino fácil.




Disfruten de la excelente y hermosa historia.


Gonzo.










2 comentarios:

Jota dijo...

Camarada, te pillo este magnífico artículo. Más de estos deberíamos escribir. En verdad, esta es la esencia (la filosofía) de la política que defendemos.

Saludos comunistas

Locuaz dijo...

Me encanta, los complejos estéticos están a la orden del día; no se valora a las personas por como son interiormente, sino por como son físicamente; se pierde la personalidad por intentar integrarse un poco más en esta absurda sociedad.
Buena entrada y salud !

Related Posts with Thumbnails